Google estrena Drive, su servicio de almacenamiento en la nube

martes, 24 de abril de 2012

Prescindir de servicios secundarios y de poco interés y centrarse en unas pocas grandes apuestas, esa es la estrategia por la que ha optado Google en los últimos años y que hoy da un nuevo paso hacia adelante con el estreno de su servicio de almacenamiento de contenidos en la nube Google Drive.
El gigante de Internet lleva desde 2011 echando el cierre a numerosos servicios. Hace solo unos días, la compañía anunciaba el final de ocho sitios web, que pasaban a mejor vida junto a una miríada de herramientas online que han dejado de existir en el último año y medio (Picnik, Sky Map, Buzz, Wave, Google Gears, Google Lab, etcétera).

El proceso de reorganización no pasa solo por la eliminación de servicios sino también por la unificación, como demuestra la fusión de todas sus plataformas de venta online en Google Play y la polémica nueva política de privacidad común a todos sus servicios. De este modo, Google planea centrarse en sus proyectos de mayor éxito —Gmail, YouTube, Google Maps, Chrome, Android...— y en la red social Google+, que espera convertir en centro neurálgico de su ecosistema para convertirla en un digno rival de Facebook.

 Junto al abandono de proyectos secundarios y la potenciación de los éxitos consolidados, existe una tercera pata en la estrategia de Google: los nuevos desarrollos dirigidos a expandir la influencia de la empresa a otros sectores. Es aquí donde encontramos el sistema de pago vía móvil Google Wallet, el proyecto de televisión Apple TV o el recién lanzado Google Drive, un sistema de almacenamiento en la nube (algo así como discos duros virtuales construidos en Internet) con el que la compañía platará cara a sistemas como iCloud, DropBox y Microsoft SkyDrive.


Google Drive es una plataforma que permite subir archivos a la nube (fotografías, vídeos, documentos de texto...) y acceder a ellos desde múltiples dispositivos, tanto ordenadores, ya sean Mac o PC, como tabletas y teléfonos móviles Android. Además, según indica la compañía en una nota de prensa, se está trabajando en el desarrollo de una aplicación para dispositivos iOS, "que debería estar lista en las próximas semanas". Por otro lado, Google Docs está integrado en Google Drive, lo que permite colaborar con otras personas en tiempo real en documentos, hojas de cálculo y presentaciones, una opción que ya incorporan otros servicios como SkyDrive.

Además, la compañía ha aprovechado su larga experiencia en el terreno de las búsquedas para incluir en Drive un avanzado motor de búsqueda capaz de reconocer imágenes e incluso caracteres de un texto escaneado. La herramienta está preparada, como no podía ser de otro modo, para interactuar con otros servicios como GMail y Google+. El servicio ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito que puede ampliarse a 25 GB por 2,49 dólares al mes (unos 1,88 euros), 100 GB por 4,99 dólares al mes (unos 3,76 euros) o incluso 1 TB por 49,99 dólares al mes (unos 37,71 euros). Cuando se adquiere una cuenta de pago, el almacenamiento en Gmail también aumenta a 25 GB. Junto a Google Drive para usuarios, la compañía ha lanzado una versión especial para empresas que incluye herramientas de administración centralizadas y un sistema de seguridad perfeccionado.

Ante la prevista llegada de Google Drive, las principales herramientas de cloud computing o almacenamiento de contenidos en la nube se han apresurado a aplicar actualizaciones que las hagan más atractivas. Microsoft ha mejorado y simplificado el uso sus aplicaciones de SkyDrive para iOS y Windows Phone. Esta herramienta, que ha reducido su oferta de almacenamiento gratuito de 25 a 7 GB, también recibió hace poco, en su versión de escritorio, mejoras relacionadas con la gestión de documentos y la interrelación con las redes sociales. Por su parte, DropBox ha anunciado una nueva opción para su servicio con la que los usuarios podrán compartir los contenidos de su carpeta generando un enlace de los mismos. Al hacer clic en el enlace, se podrán ver los contenido directamente en el navegador, sin necesidad de descargarlos, haciendo que sea más sencillo compartir contenidos con otras personas.

Google se impuso con éxito en la guerra de buscadores; avanza imparable en la batalla de los navegadores, haciendo que Internet Explorer pierda cuota de mercado mes a mes; en el terreno de los smartphones, hace temblar a Apple y su iOS gracias a Android; y en redes sociales, aún tiene mucha artillería por soltar para hacer mella en el reinado de Facebook. Ahora, el gigante de Internet ha encontrado un nuevo campo de batalla en el que intentar imponer su ley: la nube, donde ya se escuchan ecos de tormenta.



 

Suscribete

Escribe tu Email:

Most Reading

Copyright © . Quenotas. - Ckj1 Studios.