La NASA desvela uno de los misterios de la aurora boreal

sábado, 26 de julio de 2008

El brillo y el baile de las coloridas auroras boreales en los
cielos cercanos a los círculos polares son un espectáculo mágico. Hasta ahora el
misterio ha dado un aura mágica al fenómeno, pero la NASA acaba de identificar
el truco. Al menos, uno de ellos. Según se ha comprobado en una investigación
que ha combinado los análisis de cinco pequeños satélites del programa Themis
lanzados al espacio en febrero del 2007 y los de una veintena de observatorios
en Canadá y Alaska, todo comienza a casi 130.000 kilómetros de distancia de la
Tierra. Allí se producen tormentas geomagnéticas que provocan las subtormentas
que causan el encendido y los rápidos movimientos de las auroras boreales.Lo que
está detrás de esas tormentas es un fenómeno que se denomina reconexión
magnética y que tiene que ver con los campos magnéticos de la Tierra. Capturando
y almacenando energía del viento solar, esos campos se estiran como si fueran
una goma elástica. Cuando cesa el estiramiento y los campos magnéticos vuelven a
la Tierra en una forma diferente a la que tenían, producen una especie de
cortocircuito y almacenan energía. Y cuando se produce la reconexión magnética,
partículas cargadas vuelven a la atmósfera y alimentan las auroras boreales,
encendiéndolas y haciéndolas bailar. Es precisamente tras esas auroras, y no
antes como hasta ahora soste-nían algunas teorías, cuando el proceso culmina con
la redistribución de las corrientes eléctricas que flotan en el espacio que
rodea la Tierra.ENORME POTENCIALLas aplicaciones del descubrimiento presentan un
enorme potencial para los investigadores, pues la comprensión de las tomentas
geomagnéticas vinculadas a las auroras boreales puede servir para entender mejor
otro tipo de tormentas que son capaces de anular satélites, afectar a
instalaciones de energía y telecomunicaciones y hacer que se produzcan, por
ejemplo, apagones o fallos en los sistemas GPS. Esas otras tormentas son más
poderosas pero menos frecuentes.Las conclusiones de la NASA, de todos modos, no
permiten aún descartar por completo otra teoría que sostiene que las tormentas
se producen más cerca de la Tierra.
 

Suscribete

Escribe tu Email:

Most Reading

Copyright © . Quenotas. - Ckj1 Studios.