Un fallo en la PlayStation 3 de 60 Gb colapsa el servicio de reparaciones

martes, 5 de agosto de 2008

Consumidores en Acción ha denunciado hoy que un problema en la lente del lector Blu-ray obliga a algunos poseedores de una PlayStation 3 (PS3) a enviar su consola al Servicio Técnico de Sony, que está tardando "hasta tres meses" en entregar los equipos a los usuarios. Según Facua, Sony Computer Entertainment España ha reconocido que en los últimos meses ha recibido una "inusual demanda de consolas para reparar", lo que, unido a la reciente huelga de transportes y al "importantísimo" número de equipos vendidos, ha producido un "colapso" en su centro de reparación y un retraso "excepcional".
Este problema en el lector, que la PlayStation 3 utiliza para reproducir juegos y películas, se produce al forzar el apagado del sistema, lo que "descalibra la lente", y afecta a una de cada cien consolas, ha declarado a Efe un empleado del Servicio de Atención al Cliente de Sony. FACUA afirma haber recibido más de treinta reclamaciones, pero solamente con respecto al modelo de PlayStation 3 de 60 Gb, que dejó de fabricarse a finales de 2007 para verse sustituido por el de 40 Gb, el único que se comercializa actualmente en España.
Sony ha negado que se trate de un defecto de fabricación, y desde el Servicio de Atención al Cliente de la compañía han afirmado que estas averías afectan a ambos modelos. Las diferencias más importantes entre los dos modelos son la capacidad del disco duro (60 ó 40 Gb) y la posibilidad de leer juegos de PlayStation 2 (función que sólo incorpora el modelo de 60 Gb).
Aunque muchas de las consolas que se envían al servicio técnico fueron adquiridas hace más de un año, Sony ha ampliado la garantía de las PS3 de 60 Gb, y las sustituye de forma gratuita por otra consola nueva con el ticket de compra, ha añadido Sony. En caso de que no disponga de comprobante, el consumidor podrá adquirir una PlayStation 3 de 60 Gb nueva por 250 euros o una de 40 Gb por 199 (en los comercios cuesta 400).
Sin embargo, FACUA señala en el comunicado que la legislación en materia de garantías establece un plazo de dos años para las faltas de conformidad, como defectos de origen, que el consumidor puede demostrar con la existencia de numerosos casos similares. Concluye que el vendedor debe servir las piezas de repuesto al cliente en un plazo no superior a un mes desde la fecha de solicitud, y que los servicios de asistencia técnica están obligados a dar servicio de piezas de repuesto durante al menos siete años a partir del cese de la fabricación.
 

Suscribete

Escribe tu Email:

Most Reading

Copyright © . Quenotas. - Ckj1 Studios.