Google crea un navegador que amenaza a Windows y Explorer

martes, 2 de septiembre de 2008

A Google no le basta con dominar las búsquedas en internet. La compañía
echó ayer un órdago a la grande a Microsoft al lanzar un navegador, denominado
Chrome, con el que no sólo amenaza el dominio del Internet Explorer del gigante
del software, sino también a su poderoso Windows. La nueva baza de Google
permite manejar aplicaciones en la red sin necesidad de sofisticados sistemas
operativos.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Las alarmas sonaron ayer en Redmond, la sede central de Microsoft. Google
anunció casi por sorpresa un navegador propio, bautizado con el nombre de
Chrome, con el que aspira a robar cuota de mercado a los actuales líderes del
sector, el Internet Explorer de Microsoft, Firefox de Mozilla y Safari de Apple.
Pero, con este lanzamiento, la firma no solo ataca al navegador del gigante del
software, sino también el dominio de su omnipresente Windows.
Los directivos
de Google dejaron claro que Chrome no es sólo un navegador. 'Es una plataforma
de aplicaciones web', señaló Hugo Barra, director de Productos de Google. Con
estas palabras el ejecutivo reconocía la intención de su empresa de eliminar la
necesidad de usar un sistema operativo como Windows para acceder a las
aplicaciones informáticas (desde procesadores de texto a hojas de cálculo, por
ejemplo).
Esta estrategia fue la que a mediados de los años 90 intentó
aplicar Netscape, antes de que Microsoft frenara este propósito integrando su
Internet Explorer con su poderoso Windows en un mismo producto. Una decisión,
penalizada por las autoridades reguladoras, que acabó con la corta pero
prometedora vida de Netscape. La historia ahora se repite, aunque esta vez
contra la compañía de Bill Gates. Y es que algunos analistas ya califican a
Chrome como un navegador que hace las veces de sistema operativo. Enrique Dans,
profesor del Instituto de Empresa, cree que Chrome representa el verdadero paso
al webcentrismo, donde poco importa lo que corra debajo del navegador, 'un paso
previo a optar por sistemas operativos sólidos y minimalistas del estilo de los
basados en Linux como los que llevan algunas versiones de portátiles como el
Asus Eee o el Acer Aspire'.
La irrupción de Chrome y su jaque a Windows puede
amenazar a las cuentas de Microsoft. La división de Clientes, en la que está
englobada Windows, aportó un 27,8% de los ingresos del grupo en el último
ejercicio.
Además, con la llegada de Chrome, Google quiere impulsar el uso de
sus propias aplicaciones: Google Docs (que compite con el Office de Microsoft),
Google Maps, Picassa, Youtube... Una de las dudas no aclaradas es si habrá una
versión para el móvil, área en la que la firma ultima el lanzamiento de su
plataforma Android. Barra no quiso hacer comentarios, aunque analistas como Doug
Anmuth de Lehman Brothers, creen que Chrome y Android se complementan.

 

Suscribete

Escribe tu Email:

Most Reading

Copyright © . Quenotas. - Ckj1 Studios.